You are using an outdated browser. Please upgrade your browser

La necesidad de protección social

Puesto al día por Krzysztof Hagemejer en 10.06.2015

Las circunstancias inesperadas de la vida, la pérdida o la reducción de la capacidad productiva y la discriminación pueden afectar el bienestar de una persona o una familia. Todos necesitamos protección contra los riesgos sociales y las inseguridades que causan.

Las prestaciones de la seguridad social -o transferencias sociales- son una herramienta poderosa para combatir la pobreza y la desigualdad e invertir en el desarrollo social y económico , y son como tales, elementos clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.



La protección social, a través de políticas de seguridad social alineadas con las políticas económicas y laborales, es un imperativo económico, social y político, que ha sido reconocido en diversas declaraciones y acuerdos internacionales como un derecho humano.

A través de los seguros y de los programas de asistencia, la seguridad social ayuda a evitar que las personas caigan en la pobreza o a lograr que salgan de la trampa de la pobreza. De este modo también se evitan o disminuyen las tensiones sociales, los conflictos violentos y la migración descontrolada.

La crisis económica y financiera mundial de 2009 acentuó el papel de los regímenes de seguridad social como estabilizadores sociales y económicos automáticos. Los países, de todos los niveles de desarrollo, que tienen implementado un sistema de seguridad social, están en una posición mucho mejor para sobrellevar las consecuencias sociales de las crisis.

En respuesta a esta crisis, la Junta de los jefes ejecutivos del sistema de las Naciones Unidas (JJE) adoptó la Iniciativa del Piso de Protección Social como una de sus nueve iniciativas conjuntas para responder a la crisis.♦

 


Recursos clave